Descubrí junto a Taniebrand cuáles son los fundamentos principales para Crear una Marca

0

El branding es el proceso de creación y construcción de una marca, durante el cual se piensan el logo y los colores, pero también se definen su identidad y los valores que representa. Una marca, como sabemos, es mucho más que un nombre o un logo: es un activo intangible que toda empresa posee.

Las marcas tienen una capacidad única para manejarse en el territorio de lo emocional, donde habitan los sentimientos más profundos de los potenciales clientes. Pueden generar, a través de sus mensajes, valores, objetivos y —por qué no— sus colores, percepciones positivas que ayudarán a construir vínculos duraderos con su audiencia.

Para lograrlo, es importante considerar los cuatro elementos principales del branding y aplicarlos en conjunto. Podríamos llamarlos “las 4P” y éstas son:

  • Posicionamiento
  • Percepción
  • Propósito
  • Persistencia

En este artículo, de la mano de Taniebrand especialistas en branding corporativo, te explicamos en qué consisten las 4P fundamentales del branding y cómo repercuten a la hora de crear la identidad de una marca.

Posicionamiento

Las dos primeras “P” de la lista —posicionamiento y percepción— están íntimamente relacionadas y una depende de la otra, ya que el posicionamiento conecta lo que la marca es, con lo que el público espera que sea.

El posicionamiento es el componente estratégico más importante a la hora de crear una marca, ya que constituye el lugar que ésta ocupa en la mente de su audiencia. No es una acción en sí misma, sino el resultado de todo lo que se hizo. Constituye el “elemento sustancial” de la marca, lo que la diferencia de las demás.

El posicionamiento es la columna vertebral de una marca, por eso, es importante integrarlo de una manera eficaz.  Entre las muchas ventajas que un buen posicionamiento implica, podemos encontrar:

  • Diferenciarse de las otras marcas del mercado
  • Competir por valor y no por precio
  • Comunicarse de manera más cercana con el público
  • Transmitir emociones a la audiencia

Aunque no se puede cambiar la forma en que las personas razonan o perciben, sí se puede apelar a una percepción positiva a través de la realización ciertas estrategias. Cuanto más parecida sea la percepción del público a la pretendida por la marca, mejor será su posicionamiento.

material gráfico empresa para crear marca

Percepción

Las personas construyen la verdad a partir de sus propias percepciones, así como también, materializan sus deseos a través de ellas. Es por esto que, para posicionar una marca, resulta fundamental que la percepción de la audiencia coincida con la intención de la misma.

A partir de ahí, se empieza a forjar una relación que comienza por la experiencia del consumidor con dicho producto o servicio. Si las experiencias a partir del consumo son buenas, entonces la percepción de marca irá enfocándose a lo positivo, sin embargo, también es posible que suceda lo contrario.

Esta conexión se logra a través, tanto de la comunicación como de la experiencia individual de cada persona. Por eso es fundamental recordar que la percepción no es estática y que, como todo proceso, se modifica a lo largo del tiempo. En función de eso será necesario adaptarse, acompañando los cambios que puedan surgir.

Propósito

Si lo que queremos es lanzar una marca, resulta sumamente imprescindible definir cuál será su meta. El hecho de que el público entienda la misión de una marca será fundamental para que conecten con ella.

A la hora de pensar el propósito de una marca, debemos preguntarnos hacia dónde va, pero, sobre todo, de dónde viene: su historia, los valores en los que se apoya, las decisiones que la llevaron a ser lo que es y la misión que persigue. Una marca con un propósito claro habrá dado el primer paso para vincularse con su público.

diseño Taniebrand para crear marca

Persistencia

Y llegamos al último elemento del branding: la persistencia.  Quizás, al lado de los otros, parezca un factor secundario. Sin embargo, sin este elemento, nada de lo que hagamos tendrá sentido.

La persistencia es el principio que tiene que mantenerse a lo largo de todo el proceso: tener paciencia, no renunciar y seguir adelante, incluso cuando no podemos ver los resultados. Sin persistencia, lo más probable es que pasemos pasemos de una a otra estrategia, sin llegar a ver ningún resultado.

Para que nazca un árbol, primero debe germinar su semilla. Si la desenterramos antes, lo único que habremos logrado, será una gran pérdida de tiempo y recursos. Lo mismo sucede en  branding, si no tenemos la paciencia y la persistencia necesarias, todos nuestros esfuerzos habrán sido en vano.

Las 4P constituyen los fundamentos principales que se deben tener en cuenta a la hora de crear una marca. Es importante entender que los cuatro elementos están interrelacionados entre sí y funcionan en conjunto. No se puede pensar en uno sin el otro.

▶ No se puede alcanzar el posicionamiento sin lograr una buena percepción del público.

▶ De la misma manera, no es posible lograr una respuesta positiva de los consumidores si la marca no es capaz de transmitir su propósito.

▶ Por último, nada de esto será posible si, desde un principio, no se trabaja con paciencia y persistencia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Asimismo si pulsa el botón de Aceptar nos da su consentimiento para la aceptación de nuestra Política de Privacidad, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
x Logo: Shield
Este Sitio Está Protegido Por
Shield
Leer entrada anterior
Aplicación multiplataforma de gestión de horarios laborales

Una de las obligaciones que todas las empresas tienen desde el pasado mes de marzo de 2019 es la de...

Cerrar