¿Desaparecerá el dinero en efectivo a corto plazo?

0

Durante muchos años el dinero en efectivo ha sido la forma de pago por excelencia, pero los tiempos cambian y los métodos también. A día de hoy las transferencias, las tarjetas de crédito, de débito y los sistemas de pago a través del móvil permiten el traspaso de dinero de múltiples maneras.

Por todo ello, el uso del dinero en efectivo ha ido disminuyendo y más ahora con la crisis del coronavirus, ya que muchos sectores aconsejan pagar, siempre que sea posible, de forma digital.

Pese a esto, para muchos ciudadanos, el uso de dinero en efectivo todavía sigue siendo su primera opción a la hora de realizar un pago. Muchos prefieren sacar su dinero de sus cuentas bancarias y realizar sus pagos con dinero metálico. Pero es cierto que, si comprobamos los datos generales, el dinero electrónico y las operaciones con tarjeta son superiores a las realizadas con efectivo.

En 2008 existían más de 60.000 cajeros en nuestro país, mientras que a finales del pasado año apenas se pasaba de los 50.000. En cuanto a la cifra de TPV en el mismo periodo, se ha pasado de 1,5 a 1,9 millones.

Pero, y con todos estos datos sobre el papel, ¿conviene que desaparezca el cash? Y, ¿cómo afectaría a la sociedad? Diferentes expertos en sectores económicos, bancarios y de descuento de pagarés urgente, coinciden en una serie de consecuencias que la desaparición del dinero en efectivo podría originar.

– Disminución de la privacidad. A día de hoy realizamos muchas transacciones con tarjetas de crédito o mediante aplicaciones, por lo que todo queda registrado. Al hacerlo a través de dinero en efectivo, este control no existe.

– El uso de la tecnología asociada a las formas de pago podría dejar fuera a personas que no tengan acceso a las mismas o no sepan utilizarlas. Sin ir más lejos, la ausencia de Internet en muchos puntos de nuestro país podría generar dificultades. Por eso, muchas zonas rurales sin acceso a Internet podrían quedarse sin este servicio.

– Los menores de edad reducirían su actividad económica si no cuentan con dispositivos móviles o cuentas bancarias. Por ejemplo, para juntarse con amigos y comprar un refresco o un aperitivo, si no existiese dinero en efectivo, necesitarían la presencia de un tuto o progenitor.

– Depender totalmente de una economía electrónica nos hace vulnerables y podríamos quedarnos sin dinero si fallase la electricidad, si se cayese Internet o si surgiesen ciberataques.

Estas son algunas consecuencias de la desaparición del dinero en efectivo, algo que no se sabe si ocurrirá a corto o a largo plazo. Lo que si se sabe es que muchos negocios se están reinventando y cambiando sus métodos hacia una digitalización que permita el pago mediante tarjeta y de forma online. Por ejemplo, imprentas, empresas de restauración o alternativas a la banca como los descuentos de pagarés online, ya se han pasado al mundo digital para que los usuarios contraten sus servicios o paguen sus productos a través de sus tarjetas.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Asimismo si pulsa el botón de Aceptar nos da su consentimiento para la aceptación de nuestra Política de Privacidad, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
x Logo: Shield
Este Sitio Está Protegido Por
Shield
Leer entrada anterior
5 herramientas útiles para potenciar tu estrategia de marketing digital

Más allá de los buscadores de keywords más populares o de las herramientas de Google que acostumbramos a utilizar para...

Cerrar