Algunos consejos para crear una página web profesional para tu negocio

0

Muchos lectores del Rincón del Emprendedor estáis pensando en emprender un proyecto o negocio. Y una de las primeras cosas a la hora de emprender es contar con una página web, ya sea personal (ofreciendo servicios como fisioterapeuta, abogado, arquitecto..) o corporativa (empresa de IT, empresa de nutrición…).

En este post, con la ayuda de Pablo Querol, consultor en la agencia de diseño web Artilet Barcelona, donde trabajan con muchos emprendedores en la vertiente digital de sus proyectos, vamos a dar las claves para que la inversión que hagas en la página web de tu negocio resulte rentable.

Tener una web profesional, bien realizada, y que se adapte a los objetivos de tu empresa, es fundamental para cualquier negocio.

Pablo nos apunta, “hay datos que dicen, que en España, el 76% de las personas investigan un servicio o negocio en Internet antes de tomar una decisión de compra o contratación.”

La respuesta que suelen dar los empresarios que descartan la posibilidad de que su negocio tenga presencia on line es que “mi negocio no necesita web. Consigo clientes por otro lado”. Hasta que un día la competencia te quita los clientes.

Es normal, que si necesitas un fisio, un abogado o una empresa de reformas y te recomiendan dos o tres, teclees su nombre en Internet para ver los servicios que ofrecen y quien son esas personas o empresas que vas a contratar. Y, probablemente, el que tenga una web que cautive más, será el que se lleve el gato al agua.

Beneficios de tener una página web para las empresas

Hay varios factores que aconsejan que cualquier emprendedor, autónomo o negocio tenga una pagina web empresarial. Enumeramos algunos:

  • Credibilidad comercial. Una web proporciona cercanía y credibilidad porque podemos ver todo lo que rodea a esa empresa o negocio.
  • Rentable y de gran alcance. Hoy en día casi todo el mundo consume internet. Simplemente, tener presencia en Internet hará que nuestra marca sea más conocida.
  • Escalable. Puedes empezar por una web corporativa o personal sencilla y conforme el negocio crece planear acciones de marketing online para atraer clientes. La web siempre es el centro de las acciones de marketing.
  • Competitividad. Si la competencia tiene web y tú no, ya estás en desventaja. Una web bien construida nos permite destacar en nuestro sector.
  • No es tan complicado ni caro como piensas. Para el beneficio que se puede obtener y comparado con otras inversiones que puede llevar a cabo cualquier negocio, tener una web bien hecha, que trabaja para tu proyecto las 24 horas del día, no es caro. Los sitios web ofrecen un mejor retorno de la inversión (ROI) que cualquier otro tipo de publicidad. Además, tecnológicamente, una web es fácil de administrar.

Todas estas ventajas se vienen abajo cuando tu web cojea o no cumple las expectativas de tus posibles clientes o seguidores.

Por eso hay algunos puntos a tener en cuenta a la hora de realizar una web.

5 consejos para que una página web funcione

ilustración crear página web

¿Te has preguntado alguna vez por qué hay sitios web que te atraen y otros que no?

Seguramente las webs que te atraen cumplan una serie de requisitos imprescindibles en cualquier web profesional.

Así que si vas a crear o encargar la web de tu empresa sigue estos consejos:

1- Buenos textos que conecten con los clientes

Lo que se llama copywriting. Los textos de cualquier web tienen que ser persuasivos y deben incitar a los usuarios a seguir leyendo. Deben ser textos bien redactados y originales y no el típico texto sin ninguna intención de las webs corporativas del montón.

Debe dirigirse al target que puede estar interesado en tu negocio.

Redactar los textos de la web de una empresa no es lo mismo que redactar un post para un blog. No se emplea el mismo lenguaje.

Además, el texto debe estar escrito con la intención de «gustar», también, a los buscadores, para que la web se posicione bien.

2- Fotos profesionales

Una web corporativa o personal debe de contar con fotografías de calidad. Como hemos dicho antes, una web aporta cercanía y credibilidad al usuario. Si solo utilizamos imágenes de stock, por ejemplo, perderemos credibilidad.

Igual pasará si las fotografías tienen poca calidad. Dará un aspecto pobre a la imagen de nuestra empresa.

Además, hay que tener en cuenta que las imágenes hay que optimizarlas. Deben pesar poco para no ralentizar la carga de la web.

3- Realizarse la web uno mismo o encargarla

Si no se dispone de presupuesto no quedará mas remedio que intentar hacerse la web uno mismo. Habrá que tener en cuenta todo el tiempo perdido en documentarse y realizarla. Calcula el valor de ese tiempo.

Encargar la realización de la web a un conocido sin experiencia también es arriesgado porque puede no servir para nada si la web no logra tener visibilidad. Puede ser peor todavía, ya que, si es un trabajo que no está bien hecho, puede ir contra la marca al causar desconfianza.

4- Estudiar presupuestos

Recabar presupuestos y empezar por lo mínimo puede ser una solución.

Ya hemos dicho que una web corporativa es fácilmente escalable. Para crecer, para completarla, no hace falta volver a empezar desde cero si, desde el principio, está bien hecha.

Los precios de una web varían mucho según lo que quieras. Puedes buscar asesoramiento en cualquier empresa dedicada al diseño web. Preguntar cuánto cuesta una web es lo mismo que preguntar cuánto cuesta un piso. Hay de todos los precios.

Para que te sirva de referencia en Artilet han escrito un post en el que explican al detalle las variables del presupuesto de una página web y dan varios ejemplos de precios.

Échale un vistazo y seguro que resolverás tus dudas acerca de los tipos de web y lo que suelen costar.

5- No descuidar la parte técnica

Colores y tipografía utilizados para crear una webLa web no solo es lo que se ve. Para que funcione bien tiene que haber un diseño coherente y unos aspectos técnicos que hagan que la web cargue rápida y esté bien posicionada en los buscadores.

Debe tener una arquitectura web coherente. Hay que ver las páginas que la componen y cómo están enlazadas entre si.

Si está construida en WordPress hay que elegir una plantilla y un constructor visual ligero.

Hay que diseñar la cabecera, el cuerpo de las páginas y el pie. Hay que elegir los colores y las tipografías con cierto rigor.

En el apartado técnico no hay que descuidar el SEO, que nos permitirá posicionarnos para las palabras clave que nos interese.

Hay que instalar Google Analytics para tener información sobre los usuarios que visitan nuestra web y hay que optimizar todos los elementos para que se vean correctamente tanto en el móvil como en el ordenador.

Y, por último, hay que evitar que nuestra web corporativa tarde en cargar. Debe ser ligera.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Asimismo si pulsa el botón de Aceptar nos da su consentimiento para la aceptación de nuestra Política de Privacidad, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
x Logo: Shield
Este Sitio Está Protegido Por
Shield
Leer entrada anterior
La Libra de Facebook ha cambiado – pero todavía puedes beneficiarte del Bitcoin

Dos términos conforman la palabra criptomoneda: cripto y moneda. Es, entonces, una moneda ‘oculta’, en el sentido de que solo...

Cerrar