Algunos Ejemplos de Ergonomía en el Trabajo: Reposapiés Oficina

0

Una posible definición de ergonomía es esta: “Estudio de las condiciones de adaptación de un lugar de trabajo, una máquina, un vehículo, etc., a las características físicas y psicológicas del trabajador o el usuario.

La ergonomía lo que busca es un mayor rendimiento en el trabajo a partir de un diseño más eficiente de los medios utilizados para producirlo.

Hoy en día hay muchos elementos ergonómicos que nos ayudan en un trabajo cada vez más sedentario y más pegado a la pantalla de los ordenadores. Hay mucho material de oficina más eficiente que mejora la productividad de los usuarios.

Utilizar estos elementos diseñados bajo principios ergonómicos hará nuestra vida mucho mejor.

Hay muchas cosas que pueden mejorar nuestro puesto de trabajo. Piensa en el ángulo del monitor del ordenador o en la altura del escritorio. Mira si tienes los ojos cansados al terminar el día o si te duelen las muñecas al escribir.

Una buena utilización de elementos de trabajo ergonómicos pueden prevenir la mayoría de las lesiones en el lugar de trabajo al ajustar las herramientas al usuario, haciendo hincapié en la postura adecuada para reducir el impacto de los movimientos repetitivos.

El uso de la tecnología y de los ordenadores en el trabajo moderno ha aumentado en gran medida la necesidad de utilizar materiales ergonómicos.

Los escritorios, sillas, monitores, teclados e iluminación deben evaluarse al crear un espacio de trabajo, ya sea en la oficina o en el hogar.

Consejos sobre ergonomía para evitar la fatiga y las lesiones

Siguiendo estos consejos rápidos y fáciles sobre ergonomía en cualquier puesto de trabajo conseguirás disminuir la fatiga, la incomodidad y el estrés físico aumentando la comodidad y la productividad.

  • Usa el soporte lumbar de tu silla y evita sentarte de manera que coloques el peso corporal sobre parte de la espalda. Acerca la silla a la mesa y evita inclinarte. Mueve la silla para alcanzar los objetos.
  • El monitor debe colocarse justo enfrente de ti a la altura de los ojos. El teclado debe estar en frente del monitor para que no tengas que girar la cabeza y el cuello con frecuencia.
  • El monitor del ordenador no debe estar excesivamente cerca de los ojos. Como medida debe estar a un brazo de distancia. Algún filtro en la pantalla evitará la fatiga visual. Además mira que el brillo no esté muy alto y que no se encuentre frente a una ventana o fuente de luz.
  • El teclado y el ratón deben estar lo suficientemente cerca para evitar que se ejerza presión sobre los hombros y los brazos
  •  Los pies no deben estar colgados cuando estés sentado. Deben estar firmemente apoyados. Para evitar esto funcionan muy bien los reposapiés oficina. Cuando te acostumbras a utilizarlos notas que adoptas una posición más cómoda.
  • El teléfono debe estar a la altura del brazo para que no haya que hacer posturas raras para cogerlo. Es muy mala idea sostenerlo entre la oreja y el hombro. El cuello padece mucho. Si lo utilizas mucho opta por utilizarlo con el altavoz y tenlo en un soporte universal para escritorios, tipo los que se utilizan para el coche.
  • Si vas a trabajar mucho tiempo con el ordenador es mucho mejor uno estacionario que un portátil. En los portátiles es más difícil ajustar pantalla y teclado para una correcta posición.

Elementos ergonómicos para la oficina y el hogar

Siguiendo estos consejos hay mucho material de oficina que nos ayuda a mejorar el comportamiento en nuestros puestos de trabajo. Aquí van algunos.

Reposapiés oficina. Son fundamentales para mantener una correcta posición en la mesa de la oficina reduciendo la presión en la espalda. Es recomendable que permitan el balanceo de los pies para mejorar la circulación sanguínea. Y es importante que cuenten con algún material antideslizante en la parte inferior para fijarlo al suelo.

Existen una amplia y variada gama de reposapiés para oficina. Elije el que se ajuste a tus necesidades y presupuesto. Tampoco conviene ahorrar en esto porque es un material muy durarero y beneficioso.

Alfombrillas de ratón con reposamuñecas. Existe una lesión conocida como el “síndrome del ratón” motivada por el movimiento repetitivo de las manos. Las alfombrillas con reposamuñecas ayudan a evitar estas lesiones.

También es importante levantar la mano del ratón cuando no se está utilizando.

Soporte para portátil. Cómo hemos dicho antes es mejor utilizar ordenadores estacionarios que portátiles. En los portátiles teclado y pantalla van juntos y se suele trabajar a una distancia más corta de lo recomendable.

Los soportes para ordenadores portátiles te permitirán regularlos para adoptar una posición más ergonómica y más cómoda para trabajar.

Soportes o brazos para monitores. Los monitores es recomendable que estén a la altura de los ojos. Si tenemos algún soporte que nos permita levantar o girar el monitor para situarlo en una posición correcta nuestro cuello y espalda sufrirán menos.

Es importante corregir la posición del monitor para evitar reflejos de la luz natural o de la iluminación de la sala.

Filtros para pantallas. Los monitores han mejorado mucho. Pero aunque no hay estudios que relacionen directamente la luz de los dispositivos electrónicos con daños en los ojos, es muy recomendable usar protectores de pantalla de ordenador para proteger la vista y reducir los síntomas de fatiga visual.

Sillas ergonómicas. Utilizar sillas de oficina ergonómicas evitará problemas de salud y molestias en la espalda. La silla debe adecuarse a nuestro cuerpo. No todos tenemos la misma altura ni el mismo peso. Por eso es importante que se ajusten a nuestras lumbares y a nuestra altura.

También deben llevar ruedas para poder desplazarnos para coger alguna cosa cercana sin tener que hacer posturas incorrectas. Si no queremos actualizar todo el material de golpe venden respaldos lumbares y almohadillas para lumbares que mantienen la curva lumbar de la espalda.

Rutinas para cuidar la salud en el trabajo

Independientemente de que adoptes posiciones correctas en el trabajo, las posturas estáticas prolongadas no son saludables. La actividad laboral debe permitir pausas y micropausas para:

  • Cambiar la postura con frecuencia haciendo ajustes en la altura y respaldo de la silla
  • Estirar dedos, manos, brazos y torso
  • Levantarse y caminar para estirar las piernas
  • Parpadear y enfocar los ojos a objetos alejados de la pantalla del ordenador

La variedad física y los descansos regulares durante la jornada laboral ayudan a relajar y estirar los músculos. Realizar ejercicios y estiramientos revitaliza el cuerpo y la mente aumentando nuestra productividad y reduciendo las molestias y los síntomas de fatiga.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Asimismo si pulsa el botón de Aceptar nos da su consentimiento para la aceptación de nuestra Política de Privacidad, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
x Logo: Shield
Este Sitio Está Protegido Por
Shield
Leer entrada anterior
Protocolo para reuniones: códigos de conducta para celebrar reuniones exitosas

Infografía ofrecida por Wrike - Herramienta Gestión Proyectos

Cerrar