Mostrando: feliz

Rincón de Lectura
0

La jornada laboral de los emprendedores no tiene final. Hay que estar constantemente pendiente del negocio. Pero hay que tener claro que es necesario desconectar de vez en cuando para recuperar energías, que se traduzcan en una mayor productividad.