Mantener la cordura como Emprendedor

0

Si le preguntas a los trabajadores independientes y los empresarios los motivos por los que se establecieron por su cuenta, sus motivaciones declaradas variarán.

Es posible que hayan querido resolver un problema, o que tuviesen un sentido del propósito. Otros fueron atraídos por la posibilidad de hacer más dinero o la independencia de ser su propio jefe. Y luego están los que se buscaron el equilibrio entre trabajo y vida.

En términos generales la mayor parte de los emprendedores transmiten que es un estimulante e increíble paseo, con numerosos obstáculos y períodos de desencanto significativos, algunos de ellos:

  • Presión: el negocio más básico implica que para su funcionamiento va a tener que responder ante un montón de gente diferente: clientes, bancos, sus cuentas, su gobierno, empleados (si los tiene)…una montaña rusa de responsabilidad.
  • Trabajar demasiado: Si es un chico para todo, hará tareas desde contable hasta marketing y ventas, usted tiene que desempeñar diferentes papeles. Puede ser emocionante al principio, pero con el tiempo, puede llegar a ser bastante agotador. Además de que nuestra confianza puede sufrir mermas.
  • Burnout: Tras un tiempo sin éxitos y mejoras su pasión se puede estancar, puede sufrir una pérdida de motivación que le lleve a cuestionar sus decisiones.

Si te sientes amenazado por alguno de los anteriores, primero debes saber que no eres el único, algunos consejos para manejar estas situaciones:

Dedique tiempo para usted

En primer lugar, establezca sus “horas de trabajo” y sus “horas libres” le dará a su cerebro un descanso mientras realiza sus “horas de trabajo” y será mucho más productivo. Vaya más allá, fije las reglas de cómo se trabaja: evitar reuniones algunos días para organizar agenda, o simplemente para pensar e incrementar la creatividad y el pensamiento estratégico.

Trabaje más inteligentemente

Si bien es importante comprender los entresijos de su empresa, que va a hacer más y hacerlo mejor si es capaz de concentrarse, piense siempre antes de tomar cualquier tarea: “¿Es esto necesario para cumplir mis objetivos?” Si la respuesta es no, haga algo diferente. El estar ocupado no se traduce necesariamente en ser efectivo.

Defina sus procesos y evalúe su desempeño

Tome tiempo para definir sus procesos de trabajo en torno a ventas, marketing, contabilidad, con el fin de garantizar una coherencia en la producción y un nivel mínimo de calidad, será capaz de identificar lo que funciona y lo que no.

Celebre Pequeñas Victorias

Tenemos una tendencia a vincular nuestra confianza y autoestima a las metas extraordinarias, al largo plazo. Nos olvidamos de que esos mismos objetivos sólo se consiguen alcanzar a base de pequeños hitos en el camino. Celebre la finalización de cualquier tarea. Quite la vista de los ingresos anuales y celebre que acaba de firmar con un nuevo cliente o cliente. ¿Está disfrutando de un nuevo proyecto? ¿está aprendiendo una nueva habilidad? Celébrelo.

Tal vez lo más importante a recordar es que es el centro de su negocio y que tiene que disfrutar de lo que hace en todo momento.

Fuente: Pymesyatuonomos

compartenos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Fundera

Fundera te permite encontrar cualquier ayuda pública para proyectos de innovación de manera fácil y sencilla.  El equipo de Fundera...

Cerrar