Los mejores expositores para tiendas

0

La mejor forma de vender un producto es mostrarlo y dónde se haga influye de una forma muy significativa.

Los expositores para tiendas están previamente elegidos y diseñados para cada espacio y tipo de producto, de forma que atraiga la atención del cliente.

Su función no es solo contener una cantidad de productos a la vista, sino que debe también contribuir a realzarlos, a llamar la atención, a hacerlos atractivos, que ofrezca una buena vista de cara al consumidor que pase por delante. Que haga a los clientes pararse.

Por eso, los expositores para tiendas tienen tanta importancia y es vital para una tienda y una marca elegirlos bien. Tanto su forma como el producto que se va a mostrar en él incluso la localización dentro del propio espacio comercial.

Los diversos estudios en marketing y publicidad en los puntos de venta avalan el hecho de que la inversión en el expositor adecuado es perfectamente retornable, y que afecta a la ventas de una forma más directa de lo que se piensa.

Tipos de expositores para tiendas

Dependiendo de su montaje o emplazamiento, existen diferentes tipos de expositores para tiendas:

Góndolas: son los estantes que se colocan a lo largo de una tienda. Tienen hueco por ambos lados y pueden tener baldas para apilar diferentes productos o ganchos para colgarlos, en caso de ser necesario.

Expositores de pared: al igual que las góndolas, pueden ser estanterías o con ganchos. Van anclados a la pared de forma que no interfieran en el espacio abierto del comercio. Dependiendo de su emplazamiento dentro del local, pueden dedicarse a productos de primer impulso, es decir, cerca de la caja.

Expositores de mesa: su tamaño es más reducido, por lo que se dedica a productos pequeños o accesorios. Se suelen colocar encima de un mostrador para tenerlo a la vista y asegurar el impacto en el cliente. Si son además ofertas o algún tipo de promoción, es más frecuente que el consumidor se lleve uno de los productos destacados en este tipo de expositor.

Expositores de pie: este tipo suele asemejarse a una columna, ya sea con la visibilidad en una sola cara o en 360 grados. Pueden ser además giratorios para facilitar a los usuarios el acceso a todos los productos del stand. Son altos e intentan tener lo más destacable o llamativo de su catálogo a la altura de los ojos.

Box Palet: este tipo de stand es similar al modelo de columna del expositor de pie, pero dedicado a productos más voluminosos. Llaman la atención sobre una selección pequeña de productos pero de grandes dimensiones. Es ideal para destacar promociones en determinados artículos que de otra forma, quedarían relegados a estanterías comunes.

Tótem: aunque se asemeja al box palet, este expositor se diferencia por tener una llamada mucho más visual. Una parte del stand está dedicado a mostrar un mensaje o imagen publicitarios, llamando más la atención sobre los productos que se encuentren en él. Los artículos quedan relegados a una zona más baja de visión pero de forma totalmente intencionada, ya que lo importante aquí es ese mensaje o primer contacto visual. Siempre que se quiera dejar claro a los clientes algún elementos o información de un producto, este tipo de expositor será muy útil.

compartenos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Plan Xpande Digital

¿Necesitas un plan de posicionamiento digital para mercados exteriores? Desde la Cámara de Comercio te ayudan a posicionar digitalmente tu...

Cerrar