Ideas para Empresas Verdes

0

Emprender es la palabra mágica que, parece, lleva en si la salida a un mercado de trabajo al que el hundimiento del sector inmobiliario ha dejado sin cabeza. Cada vez más personas buscan en España labrarse por cuenta propia un futuro difícil de encontrar a sueldo de alguien. Y la primera pregunta que suelen hacerse los que se aventuran a emprender es: “¿Por dónde empiezo?”

La respuesta a esa pregunta puede ser verde. Según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, en sus siglas en inglés), el mercado global para los productos y servicios sostenibles crece con mucha más rapidez que para el resto. La patronal británica CBI cuantifica el negocio verde en todo el mundo en cuatro billones de euros, el equivalente a más de cuatro veces el PIB español.

Para ayudar a los emprendedores a buscar ideas de negocio sostenible que le permitan sacar partido de ese mercado creciente, existen iniciativas como Greenweekend, que celebra este viernes en Barcelona su cuarta edición. Según los organizadores, ya hay 25 inscritos, pero esperan más “porque siempre se une más gente a última hora”, según Javier Martínez, director de comunicación del evento. La inscripción cuesta a partir de 27 euros.

Propuestas que crecen

La demanda de bienes y servicios sostenibles tiene previsto crecer en los próximos años, lo que puede ser el fundamento de nuevos negocios. Algunos de estos productos son:

  • Consultoría de servicios sostenibles. Las empresas que buscan formas de reducir su huella en el medio ambiente pueden necesitar ayuda externa para lograrlo.
  • Aplicaciones móviles. Cada vez más aplicaciones permiten a los usuarios de teléfonos móviles llevar una vida más sostenible. Por ejemplo, una aplicación que localiza los puntos de reciclaje, o los lugares de recarga de vehículos eléctricos.
  • Venta y reparación de bicicletas. Conforme cada vez más ciudadanos eligen la bicicleta como forma sostenible de transporte, más necesarios se hacen servicios para que las puedan tener en buen estado.

“Se trata de venir a contar ideas”, afirma Martínez. “Los participantes votan las propuestas y, con las más votadas, se forman grupos de trabajo que desarrollan la idea, junto a un plan de negocio y comunicación”. Además de los grupos de trabajo, hay previstas varias charlas de formación. “El domingo, las ideas se presentan ante un jurado”, explica Martínez. El proyecto mejor valorado recibe un premio de mil euros.

Marta García ganó la segunda edición de Greenweekend, celebrada en Valencia en noviembre de 2013, con una idea salida “de un programa de televisión”, según ella. Greentrap, el proyecto que ha puesto en marcha, pretende “revalorizar ropa y complementos de segunda mano que estén en perfecto estado”, un concepto que, según García, “en España aún nos cuesta”. “Yo trabajaba de funcionaria de parques naturales, pero siempre he tenido muchas ideas en la cabeza”, cuenta.

García afirma que el reciclado de ropa, al igual que el de muebles, es una tendencia que gana cuerpo en España. “Hay mucha gente que se va a Londres, a París, a Berlín, y se trae ropa vintage. Y me pregunté por qué no aquí”. El primer evento se celebrará la semana que viene en Valencia. “El cliente nos deja la ropa y, si la logramos vender, le damos un 50% del precio”.

Entre las oportunidades de negocio que señala el informe de Naciones Unidas está el desarrollo de una agricultura sostenible. Más que el mercado de productos de agricultura ecológica —que, según el UNEP, superará los 100.000 millones de dólares (75.000 millones de euros) en 2015— se trata de desarrollar una forma de cultivo sostenible que, manteniendo e incluso aumentando la producción utilice menos recursos naturales.

“Solo he estado a gusto cuándo he vuelto al campo”, cuenta Rocío Ley. Esta onubense, licenciada en Turismo, afirma que decidió estudiar producción agropecuaria tras una enfermedad que la apartó del trabajo de secretaria y a replantearse su vida profesional. En la tercera edición de Greenweekend, celebrada en Huelva en noviembre del año pasado, su proyecto de convertir un terreno de cuatro hectáreas en un centro agrícola quedó en segundo lugar. Ese proyecto, finalmente, no salió adelante —”hubo problemas con el terreno”, afirma— pero Ley tiene otros planes en mente. “Estoy organizando junto a 10 familias construir un huerto de autoconsumo. Dinero no dará, pero de comer sí”, dice entre risas.

Un estudio publicado en el Journal of Business Venturing, una revista científica especializada en emprendimiento, señala que las pequeñas empresas tienen un papel fundamental en el desarrollo de una economía sostenible. Los autores, Kai Hockerts y Rolf Wüstenhagen, las pymes sirven de “David”, como el rey bíblico, que abren camino para que los “Goliat” de las grandes compañías vayan detrás. “Una economía en la que tanto las grandes como las pequeñas empresas evolucionen será mucho más sostenible mucho más rápido”.

A la edición del Greenweekend de Barcelona de este fin de semana le seguirán una en Zaragoza, en marzo, y otra en Madrid, en abril. “La economía tiene que ir hacia el futuro”, señala Javier Martínez. “Hay que hacer negocio respetando el medio ambiente”.

Fuente: ElPaís

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Emprendedores con proyectos sociales

La organización británica UnLtd se ha instalado en España y busca emprendedores a los que apoyar en sus proyectos de...

Cerrar