Emprender en Rusia

0

Emprender en Rusia ¿es fácil abrir un negocio?

Se trata de un mercado emergente en el que cada vez hay más pequeños empresarios extranjeros. Algunos de ellos nos dan las claves sobre su experiencia en un mercado exigente pero dinámico.

Hasta mediados de la década del 2000 la gente de los países desarrollados creía que únicamente las corporaciones internacionales podían hacer negocios en Rusia: los rumores sobre la corrupción y las costumbres locales asustaban a los empresarios. Según el Servicio Federal Tributario de Rusia (SFT), en 2005 menos de un 15% de las pequeñas empresas registradas por ciudadanos extranjeros provenían de fuera de los países de la CEI, que en aquel momento lideraban el mercado ruso.

Hoy en día en las grandes ciudades y regiones hay cada vez más empresarios de diferentes países del mundo. Según el SFT, en mayo de 2013 en el país operan 25.000 empresarios individuales extranjeros, de los cuales alrededor de un 60% son ciudadanos de los países de la CEI (Comunidad de Estados Independientes). En Moscú y San Petersburgo podemos encontrar panaderías francesas, restaurantes japoneses o de la antigua Yugoslavia, la dueña de una boutique de moda de Italia e incluso un arquitecto de Marruecos. Rusia Hoy ha tratado de averiguar hasta qué punto es difícil para un extranjero abrir un negocio en Rusia.

Nuevas oportunidades en un mercado emergente

“¿Por qué decidí abrir mi negocio en Rusia? Aquí, a diferencia de los países de la Unión Europea, nadie se ve especialmente afectado por la crisis mundial y existe un sistema tributario bastante ventajoso: un 6% de los ingresos para los empresarios individuales”, comenta Maruan Sbai, arquitecto marroquí que vive en Rusia desde el año 2004. “A pesar de que la competencia en mi sector es bastante alta, Rusia es una mina de oportunidades para el crecimiento y desarrollo de un negocio”.

Más información

La principal diferencia entre una SL y una EI es el procedimiento de registro. Para convertirse en Empresario Individual es necesario dirigirse a la inspección tributaria local y presentar los documentos personales, pagar un impuesto estatal de 800 rublos (19 euros)  y abrir una cuenta bancaria. Para registrar una SL se debe tener un capital social de como mínimo 10.000 rublos (unos 310 euros) y escribir unos estatutos de la sociedad (en internet se puede encontrar plantillas). El registro de una EI se realiza para una sola persona, mientras que para abrir un negocio en colaboración con otro socio habrá que registrar una SL.

En caso de reclamaciones o de cualquier tipo de infracción, un empresario individual responde ante la ley únicamente con su propiedad, pero en el caso de una SL lo hace con su parte en el capital de la sociedad.

La EI y la SL se diferencian también en el sistema tributario. La EI paga un impuesto sobre la renta del 6%, mientras que una SL operar en el sistema según sus ingresos.

El italiano Michaella Bolognani, que lleva cinco años en Rusia, tiene una opinión similar. Hace un año abrió en Moscú una pequeña tienda de ropa junto con una amiga rusa. “En contraste con la saturada Europa, aquí prácticamente cualquier nueva idea puede hacerse realidad. Y lo más importante es que el mercado tiene una dinámica muy acelerada, de modo que cualquier negocio se desarrolla bastante rápidamente”, – explica Bolognani.

Una hora de cola

1339678273_extras_mosaico_noticia_1_g_0Durante los últimos tres-cuatro años Rusia ha comenzado a trabajar activamente en la mejora del clima de negocios mediante reformas en la legislación, simplificación de procedimientos burocráticos, etc. Esto ha permitido al país en 2012 avanzar desde la 120ª a la 112ª posición en el ranking del Banco Mundial Doing BusinessSegún los planes de Vladímir Putin, antes del 2020 Rusia debería figurar entre los veinte países más favorables del mundo para abrir un negocio. Los actuales líderes en esta clasificación son Singapur, Hong Kong y Nueva Zelanda.

En primer lugar se han optimizado los procedimientos de registro de un negocio, la apertura de organizaciones sin fines de lucro y otro tipo de formalismos burocráticos. Si bien hace cinco años para darse de alta en el sistema tributario podías tardar un día entero, ahora, gracias a los servicios de cita previa y a un estricto reglamento del trabajo de los empleados del servicio, no se pierde más de una hora en la cola.

“Lo más importante es preparar bien todos los documentos necesarios para conseguir la licencia de Empresa Individual (EI), las traducciones juradas del pasaporte de ciudadano extranjero, el permiso de  residencia y la factura del pago del impuesto estatal de 800 rublos (19 euros)”,  explica Maruan Sbai.

Para comenzar a trabajar en el país también es necesario obtener un visado y el permiso de residencia. Aunque hay que reconocer que la mayoría de los extranjeros que deciden mudarse a Rusia lo hacen para trabajar en otras compañías.

“Yo decidí registrar una Empresa Individual porque para el registro de otra forma de Sociedad Limitada (SL) se deben reunir más documentos y los impuestos son más altos. Esta forma de negocio es necesaria si abres un negocio junto a un socio ruso”, continúa compartiendo su experiencia Sbai.

Para registrar una persona jurídica se puede recurrir a la ayuda de una empresa de consultoría a extranjeros. “Estudié en el Instituto de Arquitectura de Moscú, por lo que hablo ruso bastante bien, pero de todos modos me dirigí a una empresa jurídica para que comprobaran mis papeles”, recuerda Sbai. El precio de la consulta oscila alrededor de los 5.000 rublos (unos 155 dólares). 

Capital social y lengua rusa

El capital social necesario para comenzar un negocio en Rusia, evidentemente, depende del ámbito de actividad. “Pero irse a un nuevo lugar sin tener una reserva de 10.000 ó 15.000 euros, incluso si eres diseñador y no necesitas inversión inicial, no tiene mucho sentido”, aseguran los empresarios entrevistados por Rusia Hoy. Sobre todo porque habrá muchas cosas por resolver, como por ejemplo encontrar alojamiento. El coste del alquiler de un piso depende de la ciudad. Si bien en ciudades como Novosibirsk o Ekaterimburgo se puede encontrar un pequeño apartamento amueblado por 10.000 rublos al mes (unos 310 euros), en Moscú se necesita a partir de 25.000 rublos (unos 780 euros).

imagesCAQLX3DCAdemás, cualquier empresario deberá aprender ruso. “Si no conoces la lengua que se habla en Rusia, como sucedería en cualquier otro país, no conseguirás nada. A los clientes hay que hablarles en su lengua materna”, opina Yolanta, empresaria de Lituania. Su agencia turística opera en ambos países.

¿Cuáles son los obstáculos para llevar un negocio en Rusia? “Muchos, – responde Yolanta a Rusia Hoy- Existe un riesgo constante debido a la burocracia y a la corrupción. A la hora de alquilar unas instalaciones como oficinas te puedes encontrarte con numerosas inspecciones de los servicios contra incendios, sanitarios, etc. Aunque esta práctica también está bastante extendida en China y en Europa.

“Antes de mudarte y gastar dinero en el registro de una persona jurídica debes redactar un plan de empresa y estudiar bien los aspectos específicos de la región y del sector en el que quieres operar”, comenta el griego Andreas de (32 años, que hace dos años intentó abrir en Moscú una tienda de verduras, pero acabó quebrando: no tuvo en cuenta que la competencia sería demasiado elevada. “No perdí demasiado dinero porque me retiré a tiempo, después de esta experiencia lo intentaré de nuevo”, explica.

“Los rusos están interesados en la inversión y el desarrollo del negocio en su país, esto es un hecho indiscutible, pero los tiempos en los que se veía como un benefactor a todo el que venía de Occidente han pasado. Hoy en día para tener éxito hace falta ofrecer un servicio eficaz y de calidad

Fuente: Rusiahoy.com

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
¿Llega realmente la financiación a todos los proyectos de emprendedores?

El crédito a las empresas y hogares españoles tardará en llegar hasta, al menos, 2014, cuando se espera que se...

Cerrar