Diez ideas para poner en marcha un negocio en un pueblo

0

España es un país rural, aunque la mayoría de la población se marchó a las ciudades en los años 70. Sin embargo, el estrés de las urbes, la mayor calidad de vida en localidades pequeñas y la crisis han hecho que algunos “vuelvan a casa”.

Y, a veces, con éxito, ya que en el sector rural hay algunos negocios que, aunque en las grandes poblaciones estén muy manidos, resultan novedosos y útiles en pequeños municipios. El alquiler de películas y videojuegos, el cultivo y venta de productos ecológicos o trabajos de atención a las personas mayores, entre otras actividades, pueden tener éxito en los pueblos.

Porque en un pueblo las necesidades no son las mismas que en una ciudad pequeña ni en una gran urbe, pero las claves para que al montar un negocio este tenga éxito son las mismas. Además del esfuerzo y el trabajo, conviene siempre investigar el mercado, los potenciales clientes y fijarse mucho en sus necesidades. Además, es importante centrarse en una actividad que se conozca bien o para la que se tengan cualidades especiales, con el fin de poder así diferenciarse del resto.

Teniendo en cuenta estas premisas, hay varios negocios que pueden desarrollarse con éxito en pequeñas poblaciones, entre los que se encuentran los 10 siguientes:

Cultivo y venta de productos ecológicos 

La comida sana y natural vende. Los cultivos seguidos paso a paso por el agricultor y realizados de manera natural tienen mucho éxito. Además, en las zonas agrarias es muy fácil de poner en marcha y tienen numerosos potenciales clientes, sobre todo entre los habitantes de las ciudades. Este es un negocio más pensado para gente de fuera que para los vecinos del pueblo.

Cuidado de mayores 

En enero de 2011 había en España más de ocho millones de personas mayores de 65 años. Cuando viven en zonas rurales -donde la población es sobre todo mayor- no siempre tienen la posibilidad de acudir a centros de día o recibir ayuda en casa. Hay zonas muy aisladas donde todos los negocios relacionados con los ancianos pueden tener éxito: desde un centro de estimulación cognitiva hasta la rehabilitación y adaptación de viviendas, pasando por realizar y servir comidas a domicilio. Los servicios y negocios asociados a la edad son una apuesta de futuro.

Dentista

Para mantenerse sano es esencial cuidar la boca con regularidad y asistir al dentista. Los servicios médicos básicos suelen estar cubiertos (aunque a veces hay que desplazarse a pueblos cercanos, al no haber médico en numerosos municipios), pero los de un odontólogo o dentista son difíciles de encontrar en localidades con pocos habitantes o en lugares de difícil acceso. Por ello, montar la consulta en un pueblo puede ser una salida laboral con éxito.

Veterinario 

En los pequeños municipios hay numerosos animales, básicos a veces para la subsistencia de las familias. Por ello, un servicio de veterinario tiene alta demanda, dado que el coste de perder un animal puede ser muy alto.

Peluquería y salón de belleza 

Vivir en un pueblo no significa tener que ir menos arreglado. Peluquerías modernas, que además incluyan servicio de manicura y pedicura, limpiezas faciales, etc. pueden tener mucho éxito en las localidades pequeñas. Si se quiere ir más allá, se puede hacer el servicio a domicilio. Es muy práctico para el cliente y muy barato de poner en marcha, ya que en este caso no habría necesidad de contar con un local.

Gimnasio y tienda de artículos deportivos 

Cuidarse está de moda. Aunque casi todas las localidades cuentan con polideportivos municipales, no todas brindan los servicios que pueden encontrarse en un gimnasio. En este caso, habría que identificar muy bien las necesidades de la población (si hay jóvenes y adultos con necesidades deportivas sin cubrir) y centrarse en brindar lo que falta. Además, se puede vender ropa deportiva especializada en el gimnasio, prendas muy demandadas por los deportistas.

Hacer regalos personalizados por encargo

La personalización en bolsas, tazas, cuadernos, camisetas… tiene una gran demanda. Además, para llevarlo a cabo, no se necesita una gran infraestructura y se puede hacer desde casa y a distancia. Como son productos sencillos, el cliente casi siempre queda satisfecho.

Librería y juguetería didáctica

 Puzles, libros, juguetes diferentes y a buenos precios…No tener que ir hasta la ciudad más cercana para hacer un regalo de cumpleaños, o comprar libros para los niños, se agradece siempre. Si, además, la tienda incluye talleres de inglés o ludoteca durante los fines de semana, así como la venta de algunas prendas y complementos para vestir a los pequeños, el éxito será mayor aún.

Alquiler de películas y videojuegos 

En los pueblos pequeños no suele haber salas de cine y hay menos acceso a líneas ADSL -y menos descargas de películas- que en las ciudades. Por ello, un negocio de alquiler de películas puede funcionar. Por supuesto, contar con videojuegos es tener el éxito asegurado, no solo entre la población infantil, sino entre los adultos.

 Ropa y joyería local 

Destinado a los turistas, sobre todo, se pueden convertir elementos locales en joyas. Teniendo en cuenta las tradiciones y el folclore, las piedras, conchas o cerámica propias del pueblo se pueden transformar en pendientes, collares o pulseras. Con la ropa, sobre todo camisetas, sucede igual. Hacer diseños innovadores, con “gracia”, que modernicen las tradicionales camisetas de recuerdo tras el paso por una ciudad puede ser una excelente oportunidad de negocio en las localidades muy turísticas

Fuente: 20minutos

compartenos

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Emprendedor XXI Argentina

El Programa Emprendedor XXI fue desarrollado por la Caixa de Barcelona y el Banco Credicoop CL, y se lleva adelante...

Cerrar