Cómo vender un producto en Internet

0

 Desde la llegada de Internet son cada vez más las personas o empresas que deciden vender sus productos o servicios a través de este medio.

 Y es que Internet no solo nos permite llegar a millones de consumidores ubicados alrededor del mundo las 24 horas del día, los 365 días del año, sino que también presenta otras ventajas al momento de vender un producto, tales como sus bajos costos, la facilidad que brinda para que podamos comunicarnos con los consumidores, y las herramientas que ofrece para que podamos hacer seguimiento.

Debido a su naturaleza, algunos productos podrían tener mayor acogida que otros (por ejemplo, los productos digitales basados en la información, o los productos originales que sean difíciles de encontrar en mercados físicos), pero lo cierto es que con las decisiones adecuadas, en Internet podemos vender con éxito prácticamente cualquier tipo de producto.

Ya sea que quieras utilizar Internet como medio exclusivo para vender tu producto, o como un medio adicional a los medios que ya estás utilizando para venderlo, en este artículo te mostraremos cómo vender un producto en Internet.

 El canal de venta

El primer paso para vender un producto en Internet consiste en elegir el canal o medio de venta dentro de Internet a través del cual vamos a vender nuestro producto (producto o servicio).

 La elección del canal de venta dependerá de varios factores, tales como el producto que queramos vender, nuestro público objetivo, la naturaleza de la venta (por ejemplo, si vamos a vender nuestro producto exclusivamente en Internet o vamos a utilizar este medio como uno adicional a los que ya estamos utilizando), nuestro presupuesto, entre otros.

 Veamos cuáles son los principales canales o medios de venta en Internet:

 Tienda virtual

El principal canal utilizado para vender un producto en Internet es una tienda virtual (o tienda online), la cual consiste en un sitio web en donde se exhibe un producto, y en donde se da la posibilidad al visitante para que lo pueda comprar directamente a través del pago con tarjeta de crédito.

 Para diseñar una tienda virtual basta con que contemos con algunos conocimientos en diseño web y utilicemos alguno de los programas disponibles en Internet que nos ayudan a diseñarla, aunque si no contamos con mayores conocimientos en diseño web, podemos optar por contratar los servicios de un diseñador web profesional para que la diseñe por nosotros.

 Página web propia

Otro medio comúnmente utilizado para vender un producto en Internet es una página webpropia, la cual también sirve para exhibir un producto, aunque a diferencia de una tienda virtual no brinda la posibilidad de que el visitante pueda comprarlo directamente.

 Diseñar una página web es más sencillo que diseñar una tienda virtual, aunque tal como en este último caso, si no contamos con suficientes conocimientos en diseño web o no queremos tomarnos el tiempo de aprender, podemos optar por recurrir a los servicios de un diseñador profesional que la diseñe por nosotros.

 Página en Facebook

Una alternativa a una página web propia es una página en Facebook, la cual es como un perfil de usuario pero con otras características adicionales. Una página en Facebook, tal como si se tratara de una página web, nos permite exhibir nuestro producto, publicar información acerca de éste, y promocionarlo.

 Crear una página en Facebook es tan simple como crear un perfil de usuario en este medio. Solo es cuestión de crearnos un perfil de usuario si es que aún no contamos con uno, a través de éste entrar a la sección correspondiente para crear una página, y luego seguir las instrucciones.

 Marketplaces

Los marketplaces (o e-marketplaces) son sitios web en donde se comercializan una gran cantidad de productos provenientes de diferentes vendedores. Los marketplaces nos brindan la posibilidad de exhibir y vender nuestro producto, generalmente, a cambio de una pequeña comisión por cada venta que lleguemos a concretar.

 Para vender un producto en un emarketplace solo es cuestión de registrarnos en alguno de ellos, y luego subir imágenes de nuestro producto así como publicar información acerca de éste, contando en algunos casos con la posibilidad de crear nuestro propio catálogo virtual como si de una tienda virtual dentro del marketplace se tratara.

 Sitios de subatas

Una alternativa a los marketplaces aunque en realidad también se pueden considerar como tales son los sitios de subasta, los cuales se caracterizan por ser sitios en donde se comercializan una gran variedad de productos, y por bridarnos la posibilidad de vender nuestro producto a través del método de la subasta.

 Al igual que en el caso de los marketplaces, para vender un producto a través de un sitio de subasta, solo es cuestión de registrarnos en alguno de ellos, y luego subir imágenes de nuestro producto así como publicar información acerca de éste. Los sitios de subasta más conocidos son eBay y MercadoLibre.

 La promoción

De nada sirve tener disponible nuestro producto en Internet, si nadie sabe de éste o no tiene motivos suficientes para comprarlo, por lo que luego de haber elegido el canal de venta a través del cual vamos a vender nuestro producto el siguiente paso consiste en promocionarlo.

 Veamos cuáles son las principales formas de promocionar un producto en Internet:

 Posicionamiento web

En caso de contar con una tienda virtual o una página web, la primera forma de promocionar nuestro producto es procurándole a nuestra tienda virtual o página web un buen posicionamiento web, es decir, procurando que aparezca en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda de los buscadores tales como Google.

 Existen varias formas de lograr un buen posicionamiento web, pero la principal forma consiste en crear contenido dentro de nuestra tienda virtual o pagina web que incluya las palabras o términos claves por los que quisiéramos ser encontrados en los buscadores.

 Programas publicitarios

Los programas publicitarios son programas que nos permiten colocar anuncios de nuestro producto en diferentes sitios web asociados al programa, y pagar solo por las veces que los consumidores hagan clics en éstos y sean así remitidos a nuestra tienda virtual, página web o página en Facebook.

 Los programas publicitarios más conocidos son AdWords de Google y Facebook Ads de Facebook. El primero nos permite que nuestros anuncios salgan en diferentes sitios web relacionados con nuestro tipo de producto, mientras que el segundo nos permite que nuestros anuncios salgan en los perfiles de los usuarios de Facebook que podrían estar interesados en nuestro producto.

 Email marketing

El email marketing consiste en el envío de emails o correos electrónicos en donde promocionemos nuestro producto, por ejemplo, en donde señalemos sus principales características y beneficios, y en donde al final invitemos al receptor a visitar nuestra tienda virtual, página web o página en Facebook.

 Una forma de aplicar el email marketing es contando con un boletín electrónico en donde incluyamos cada cierto tiempo emails promocionales de nuestro producto. Otra forma es enviando directamente los emails promocionales a los consumidores que previamente nos hayan brindando su dirección de correo electrónico.

 Redes sociales

También es posible promocionar nuestro producto en redes sociales tales como Facebook y Twitter. Para ello, debemos crearnos una página o perfil en una de estas redes sociales, captar la mayor cantidad de seguidores posible, interactuar con ellos, y luego publicar contenido en donde promocionemos nuestro producto.

 No se trata precisamente de una red social, pero dentro de éstas podemos mencionar a YouTube. Para promocionar nuestro producto en YouTube, debemos abrirnos una cuenta en este medio, crear nuestro canal en donde alojemos nuestros videos, y luego subir uno o más videos atractivos relacionados con nuestro producto.

 Las claves para vender

Vender en Internet no es lo mismo que vender en medios físicos. Así como existen algunos productos que podrían tener mayor acogida en Internet, también existen algunas estrategias que podrían tener mejores resultados o que, incluso, solo funcionen en este medio.

 Veamos cuáles son las principales claves para vender con éxito un producto en Internet:

 Generar confianza

Además del hecho de que los consumidores no pueden tocar o ver directamente un producto antes de comprarlo, en el mercado hispanohablante aún existe cierta desconfianza al momento de comprar en Internet, por lo que un requisito para vender con éxito nuestro producto en este medio, es generar previamente confianza en los consumidores.

 Algunas formas de generar confianza son contando con un diseño profesional para nuestra tienda virtual o página web, contando con certificados digitales (en el caso de una tienda virtual), publicando testimonios de clientes satisfechos, y manteniendo comunicación con los consumidores (por ejemplo a través de un boletín electrónico o un blog).

 Actualización constante

Actualizar constantemente no solo nos permite lograr que los consumidores estén siempre pendientes de nosotros, sino que también es otra forma generar confianza en ellos, ya que nos permite hacerles saber que detrás de nuestra tienda virtual, página web o página en Facebook existe alguien que puede atenderlos en cualquier momento.

Actualizar constantemente no solo significa rotar los productos que vendamos, sino también publicar constantemente nuevo contenido (por ejemplo, en el caso de un blog asociado a nuestra tienda virtual o página web, o de nuestra página en Facebook), e interactuar constantemente con nuestros seguidores (por ejemplo, en el caso de nuestra página en Facebook o perfil en Twitter).

 Buenas imágenes y clara descripción

En Internet todo entra por los ojos, por lo que ya sea que se trate de una tienda virtual, página web, página en Facebook, marketplace o sitio de subasta, otro requisito para vender con éxito en Internet es publicar imágenes atractivas que muestren claramente nuestro producto.

 Asimismo, al no haber alguien que pueda atender inmediatamente las consultas de los consumidores, en Internet es necesario publicar una descripción clara y precisa de nuestro producto, así como toda la información relacionada con éste que pueda ser necesaria tal como el precio, formas de pago, formas de envío, y lugares de venta.

 Hacer seguimiento

Finalmente, no debemos dejar de aprovechar las herramientas disponibles en Internet para hacer seguimiento, ya sea a la efectividad de nuestro canal de venta, al rendimiento de nuestro medio de promoción, a nuestros visitantes, a la aceptación de nuestro producto, etc., y así poder tomar mejores decisiones.

 En el caso de una tienda virtual o de una página web, lo recomendable es utilizar Google Analytics como herramienta de seguimiento, mientras que en el caso de una página en Facebook y de la mayoría de marketplaces y sitios de subasta, lo recomendable es utilizar las herramientas de seguimiento que estos mismos nos ofrecen.

 Fuente: Crecenegocios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
European Ecommerce Conference

Más de mil profesionales del sector de la economía digital acudieron a la VII European Ecommerce Conference, tanto nacionales como...

Cerrar