Causas del fracaso de los Emprendedores

0

El fracaso no debe verse necesariamente como algo negativo. Pese a que la Real Academia Española (RAE) lo define como “malogro, resultado adverso de una empresa o negocio” el emprendedor debe verlo de otra manera, porque para él hay una ley: “seguro va a fracasar”, y es ahí donde el fracaso se convierte en una virtud y en una habilidad, dice Sergio Ortiz, director Académico de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey.

Las principales causas del fracaso van desde: deficiencias de planeación, faltas en procesos de análisis, faltas de indicadores para controlar qué es lo que está sucediendo con los fondos que se están mal administrando y en problemas de ejecución, finanzas y administración.

Sergio Ortiz, junto con los académicos Francisco Layrisse y Mario Dávila, del EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, participaron en la elaboración de un capítulo de El libro del fracaso, coordinado por la organización de emprendedores FuckUp Nights. El libro busca ayudar a las personas a liberarse de los 24 principales estigmas que rodean el fracaso.

El capítulo “Las principales causas del fracaso de los negocios en México” en un estudio que salió tras aplicar 409 encuestas y focus group. A lo largo del capítulo, los académicos se encontraron con factores del fracaso que parecen obvios y con otros que son sorprendentes.

DEFICIENTE PLANEACIÓN

Tener el dinero para poner un negocio o una buena idea no es suficiente para volverse en un emprendedor exitoso. El denominador común en el fracaso de los emprendedores es la deficiencia en la planeación, dijo Francisco Layrisse.
El tema de la planeación es amplio, ya que el emprendedor puede fracasar por no entender bien el mercado a donde se llega, hasta no saber cuánto tiempo puede tomarle a su negocio generar los ingresos suficientes para mantenerse por sí sólo.

Mario Dávila, también académico de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, describió cómo es la personalidad del emprendedor mexicano: “Es alguien que busca nuevas experiencias. No necesariamente es una persona cuidadosa en cuanto a llevar un análisis cuantitativo de los gastos, ingresos y egresos” y es cuando se debe contar con el apoyo de las personas adecuadas pues “no puedes hacer todo tú sólo ya que no dominas todos los terrenos”.

POCO AMOR POR LAS FINANZAS

Mario Dávila dijo que cuatro de cada 10 emprendedores tuvieron problemas relacionados a las finanzas y otros cuatro de cada 10 tuvieron problemas con la administración.

“Es impresionante que como emprendedores te digan: es que yo le huyo a las finanzas o es que todo se lo doy al contador”, dijo Dávila.

Los emprendedores calificaron como un gran error no estar al pendiente de su dinero.

Sergio Ortiz Cuando dijo que el emprendedor tiene dos momentos marcados: cuando está empezando y cuando ya empieza a vender. Cuando está empezando, la principal causa de fracaso es que “no hay un mercado” y cuando ya empieza a vender, “no tienen ni idea de cómo manejar el flujo de efectivo”.

CUANTIFICAR EL RIESGO

Francisco Layrisse explicó que el emprendedor debe saber muy bien cuánto dinero está dispuesto a arriesgar. Los emprendedores piensan que su negocio dará dinero de inmediato. El académico recomienda tres alternativas a quienes vayan a emprender:

Que trate de buscar fondos que no sean suyos porque es más fácil jugar con el dinero de los demás, lo cual a veces es muy complicado conseguir. Aunque si se presenta un buen proyecto, afirma, es posible conseguirlo.

Tener un ahorro sustancioso antes de comenzar a emprender por si las cosas no salen como están previstas tampoco se quede en la calle.

Si se quiere emprender pero se no quiere arriesgue todo. Se puede empezar con un emprendimiento en el cual se pueda, de una forma u otra, seguir trabajando y asegurar tener un ingreso que cubra el gasto corriente mientras que el emprendimiento empieza a despegar.

Hacer experimentos está bien, arriesgar el patrimonio familia no lo está, dijo Sergio Ortiz, quien agregó que es buena idea hacer experimentos que no le cuesten al emprendedor o que sean pérdidas razonables, pérdidas de aprendizaje.

Los datos duros

En los resultados del estudio, que incluyó la aplicación de 409 encuestas y focus group, arrojaron otros datos como:

  • 90% de los emprendedores habían fracasado antes de que su negocio cumpliera dos años.
  • 66% de los fracasados eran personas que tenían una carrera. Tener estudios universitarios no es garantía de que no vaya a fracasar.
  • 66% de las personas que contestaron la encuesta fueron hombres y 34% fueron mujeres.

Una sorpresa agradable porque esto implica que “la mujer, dentro del contexto de México, está tomando un rol cada vez más activo dentro de lo que son las empresas y emprender un negocio”, dijo Francisco Layrisse.

mario.calixto@eleconomista.mx

En alianza con

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Premios Self Bank
Premios Hazlo a tu manera

Self Bank convoca la primera edición de los premios Hazlo a tu manera. 8 emprendedores digitales, hechos a sí mismo...

Cerrar