Borrar la palabra emprendedor

0

¿Ha llegado la hora de borrar la palabra emprendedor de nuestro vocabulario?

Emprendedor y emprender.

Son, quizá, dos de las palabras más denostadas del momento. Despreciarlas es el nuevo deporte nacional y no es difícil entender por qué. Han sido utilizadas para crear esperanzas poco realistas entre los ciudadanos. Han sido un instrumento para delegar las responsabilidades del Estado en aras de que vendrán “los emprendedores a solucionarlo”. Se ha empleado para hacer autobombo del político de turno que busca empaparse del halo de supuesta modernidad que rodea este término. Han servido de reclamo de marketing para promocionar saraos que cobran 500 euros por barba en el que los verdaderos emprendedores brillan por su ausencia. Todo apunta a que será la palabra más odiada del año 2013.

Sin embargo, su desprestigio no debería invalidar la creciente necesidad de promover la idea de montar algo como una opción tan valida como ser médico o abogado. Una opción profesional que muchos de nosotros ni siquiera contemplábamos porque crecimos en un sistema educativo orientado a formarnos para trabajar en una gran empresa.

La imagen difundida por los medios de comunicación no ayuda. Se sigue promoviendo una visión anticuada de la empresa y los empleados. El empresario se acaba asociando con los representantes de la CEOE que vemos frecuentemente por televisión, esos personajes oscuros, engominados que parecen salidos de la serie Cuéntame.

Seguir leyendo el artículo…

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
La Ley de Emprendedores Venezolanos

"Desde hace más de dos años venimos manejando este ante proyecto que espera se lleve a una consulta nacional y...

Cerrar