10 Batallas de marcas tecnológicas

0

Una de las decisiones más complejas que uno debe tomar cuando se embarca en una aventura empresarial es el nombre de su ‘startup’ y las marcas de los productos y servicios que planea ofrecer.

Tomarse esto a la ligera es sinónimo de fracaso y problemas asegurados a medio o largo plazo. Si no que se lo digan a los protagonistas de esta historia que, a veces sin comerlo ni beberlo y otras veces por tener poco ojo, acabaron enfrascados en un rifirrafe legal de aúpa contra alguna firma de la competencia.

candy

King contra el mundo

La paranoia de los creadores del juego de moda, que tantas adicciones a los caramelos se ha cobrado, les llevó a enfrentarse a todo aquel que osara utilizar la palabra ‘candy’. La compañía desarrolladora de ‘Candy Crush’ registró a todos los niveles los términos clave de su marca, es decir, ‘candy’ y ‘saga’.

Pero no solo eso. Por si reservarse dos palabras comunes en su idioma fuera poco, los directivos de King lanzaron una agresiva campaña contra todas aquellas aplicaciones cuyo nombre incluyera dichos términos. No obstante, Riccardo Zacconi y los suyos tuvieron que recular y reconocer sus tropelías después de que la campaña ‘Candy Jam’ demostrase que, entre otras cosas, estaban haciendo un ridículo espantoso.

Facebook Paper o cómo no respestar las normas

King rectificó, pero hay otras muchas compañías que, cegadas por el éxito, no llegan a entender que rectificar es de sabios. Este es el caso de la red social por excelencia, que cuando decidió lanzarFacebook Paper no tuvo en cuenta que, en mayo de 2012, la firma FiftyThree había registrado “Paper”en Estados Unidos para asegurar el nombre de su principal aplicación.

“Por escrito, hemos preguntado a Facebook si se abstendrá de utilizar el nombre”, aseguraba Georg Petschnigg, cofundador de la compañía. “Pero su respuesta fue que ellos se disculpaban por no habérnoslo hecho saber antes, pero que, tal y como está, ellos continúan con su puesta en marcha”. Así, mientras se resuelve el asunto, si ahora mismo tecleas “Paper” en Google puedes encontrar la aplicación de la compañía de Zuckerberg y Paper, la ‘app’ de diseño de FiftyThree. lamebook

Facebook vs. Lamebook, hablando se entiende la gente

Este precedente sorprendió a más de uno. Tras más de un año de litigos, ambas compañías alcanzaron un acuerdo para que ninguna de ellas tuviera que cambiar de marca. Lamebook hizo valer en los tribunales  que, con su nombre, no infringía ninguna de las marcas comerciales de la red social. El acuerdo entre ambas solo contemplaba que la web de humor incluyera en su portada, donde todos los usuarios pudieran verlo, el siguiente mensaje: “Esto es una parodia no oficial y no está afiliada, ni asociada, ni respaldada o aprobada por Facebook”.

apple_beatles

Apple contra Apple

Fruto de la casualidad, el nombre que eligió el bueno de Steve Jobs para su empresa mucho se parecía al que uno de sus grupos musicales favoritos, The Beatles, adoptaron para sustituir a Beatles Ltd. Los cuatro de Liverpool cambiaron el nombre a su marca en 1968, cuando comenzó a llamarse Apple Corps Ltd., que englobaba a las diferentes filiales que, poco a poco, fue creando la banda británica (Apple Electronics, Apple Retail, Apple Boutique y, por supuesto, Apple Records).

La batalla en los tribunales no se hizo esperar. Hasta en tres ocasiones se vieron las caras en los representantes legales de los músicos británicos y los de la firma tecnológica. En 1978, en 1986, en 1991 y en 2003. En la contienda, los de Liverpool consiguieron tres victorias por una de los estadounidenses. Finalmente, las conversaciones entre las partes llegaron a buen puerto y, desde 2007, la firma fundada por Steve Jobs y Steve Wozniaz, Apple Inc., controla todas las marcas que operan bajo el sello “Apple”.

greenyc

 Apple se midió a la Gran Manzana

¿Qué mejor forma de ilustrar una campaña por la conservación del medio ambiente que con una manzana? Algo así debieron de pensar las autoridades de Nueva York cuando diseñaron el logo deGreeNYC. Sin embargo, no contaron con que Apple, acostumbrada a los conflictos sobre marcas, no vería con buenos ojos las similitudes entre la manzana del programa y la del logo. Y, efectivamente, no le hizo mucha gracia, así que acudió a los tribunales.

“La ciudad considera que las reclamaciones de Apple no tienen ningún fundamento y que no es probable que los consumidores se confundan”, argumentaba Gerald Singleton, representante de Nueva York en esta contienda judicial. Incluso hicieron una encuesta para comprobar si entre sus ciudadanos se producía el efecto que los dueños de Apple Inc. esgrimían y, por lo tanto, era cierto que ambas marcas se podían confundir.

iphone_cisco

Cisco contra Apple (por el iPhone)

Como decíamos, la firma de la manzana mordida está más que acostumbrada a encajar golpes – y asestarlos – por un nombre. Otro caso que viene a corroborarlo es la demanda que Cisco presentó en un tribunal de California contra la utilización por parte de Apple de la marca “iPhone”, que estaba registrada desde 1996.

La firma de Steve Jobs se aferró al hecho de que su tecnología era diferente a la de su rival, pero para entonces Cisco ya buscaba una orden judicial para que los de Cupertino no pudieran emplear el nombre.  Finalmente, por diferentes motivos que contentaban a ambas partes y que no salieron a la luz, Cisco como Apple llegaron a un acuerdo para utilizar el mismo nombre en sus respectivos terminales.

El iPhone aún tenía que dar guerra

Por si no hubieran tenido suficiente con Cisco, la firma brasileña IGB vino para echar más leña al fuego. Sin el menor reparo, esta compañía se atrevió a lanzar en su país su Gradiente iphone. Para más inri, este terminal aterrizaba en el mercado con el sistema operativo de Google, archienemigo de la firma de manzana mordida. Como era de esperar, la compañía californiana presentó una demanda ante un tribunal de Brasil para impedir que fuera comercializado.

En esta ocasión, y sin que las partes alcanzasen un acuerdo, la justicia brasileña determinó que ambas podrían utilizar la marca iPhone para denominar a sus teléfonos móviles. Los fabricantes de Gradiente habrían registrado el nombre en el año 2000, siete años antes de que los estadounidenses lanzaran la primer versión de su terminal estrella. Por eso la decisión salomónica del juez, que a nadie satisfizo, impuso a la compañía brasileña que hiciera uso de esa marca siempre acompañada de “Gradiente”, para así evitar la confusión de los usuarios.

twittad

Un descuido puede salir muy caro

En 2009, cuando Twitter comenzaba a afianzarse, los creadores de la red social tuvieron la genial idea de registrar el término ‘tweet’ para referirse a cada uno de los mensajes de 140 caracteres que podían publicar sus usuarios. Pero, para entonces, ya era tarde. La compañía Twittad ya había registrado la frase “Let Your Ad Meet Tweets”, donde aparecía la palabra clave.

Obviamente, los creadores de Twitter iniciaron una campaña de acoso y derribo contra la empresa. No solamente cerraron su cuenta en la red social, sino que además presentaron una demanda en 2011 para intentar cancelar el registro de la marca. En un primer momento, los responsables de Twittad no dieron su brazo a torcer, pero, pocos meses después, ambas partes firmaron un acuerdo de transacciónde forma que los derechos de la frase pasaban a manos de Twitter, lo que le permitió seguir adelante para hacerse con el registro de la palabra ‘tweet’.

surface_microsoft

Microsoft Metro… No, mejor no

“Donde dije digo, digo Diego”, debieron pensar los empleados de Microsoft responsables de dar nombre a la interfaz de Windows 8. En un primer momento, dijeron a sus desarrolladores que podían referirse a ella como “Metro”, pero luego se vieron obligados a dar marcha atrás.

Aunque muy pocos datos han salido a la luz, parece que esta maniobra vino motivada por una queja de uno de sus socios más importantes en el Viejo Continente, la compañía alemana Metro AG. Así, aunque durante toda la fase de desarrollo se había usado el nombre, los de Bill Gates instaron a su gente a hablar de esta interfaz como “Windows 8 style UI”. Mucho menos comercial, sí, pero ideal para evitar problemas mayores.

skydrive

Microsoft o como tropezar dos veces con la misma piedra

Por si fuera poco con Metro, ahora los responsables de Microsoft tendrán que buscar un nuevo nombre para su sistema de almacenamiento en la nube, conocido hasta ahora como SkyDrive, por culpa de una disputa con la compañía British Sky Broadcasting, que posee la marca en Europa y Reino Unido. Siguiendo con su filosofía de no meterse en embolados, acató la decisión judicial y alcanzó un acuerdo con la empresa británica para mantener el nombre durante unos meses, hasta que encuentren otro que lo sustituya.

Fuente: Emprendoconvodafone

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
BBVA Open Talent 2014

BBVA Open Talent es un programa internacional dirigido a emprendedores y startups para apoyar el desarrollo de proyectos innovadores de...

Cerrar