5 propósitos de Año Nuevo para emprendedores

0

Empiezan las clásicas listas de propósitos de Año Nuevo: dejar de fumar, ir al gimnasio, comer más sano… todo para intentar mejorar poco a poco, para intentar que las cosas vayan bien, para ser un poco más felices cuando acabe el año. Pero estas listas no tendrían por qué quedarse en lo personal, ya que pueden ser aplicadas también al mundo profesional. Toda startup debería empezar 2014 con unos objetivos que cumplir.

Estos son los 5 propósitos de Año Nuevo que todo emprendedor debería tener:

1. Consigue un asesor. Todo el que monta una startup enseguida se da cuenta de que una de las pocas cosas que no le faltan son los consejos: todo el mundo tiene una opinión sobre cómo debe hacer el emprendedor para llevar su proyecto al éxito. Y si bien todos los consejos son valiosos, lo ideal es contar también con una figura profesional, con experiencia en el mundo del emprendimiento y un profundo conocimiento del sector de la startup, para ofrecer feedback sobre cuáles deberían ser los próximos pasos. 2014 es el momento de contratar a un asesor. Aunque luego se pueda decidir si seguir o no sus consejos, es siempre útil oírlos.

 2. Invierte en desarrollo de marca. La mayoría de las startups se centran en fabricar un buen producto y no se ocupan del desarrollo de la marca hasta el final. Gran error. La marca es mucho más que la simple identidad visual, la marca es la identidad total de la startup, lo que hace que sea diferente y que provoca que los consumidores se sientan atraídos. Invertir en este desarrollo debería ser uno de los puntos clave en la estrategia de cualquier startup desde el principio.

3. Mejora tu equipo. El equipo de una startup es el elemento clave que definirá su éxito. Identifica cuáles son las necesidades de la empresa y áreas en las que es necesario un especialista y analiza tu equipo, empleado por empleado y función por función. ¿Está todo cubierto? Si encuentras algún punto que podría necesitar a alguien nuevo, no dudes en lanzarte a buscar a esa persona y contratarla. De igual modo, y aunque sea difícil, si detectas que algún puesto de trabajo no está lo suficientemente justificado, plantéate si es necesario eliminarlo.

 4. Cuida a tu público. Toda startup tiene un público que recibirá información y se irá formando una imagen acerca de la empresa. Ese público está formado de clientes reales y clientes potenciales, por lo que habría que hacer lo posible por lograr que crezca y que la información que recibe llegue directamente desde la startup. Ahora esto es más fácil que nunca gracias a las redes sociales o a los blogs. No menosprecies estas poderosas herramientas y utilízalas para que tu público se sienta querido. De cliente potencial a cliente fiel.

5. No te obsesiones. Un emprendedor, su primera startup. Esta combinación suele hacer que el emprendedor se vuelva monotemático durante algunos meses, muchas veces llegando hasta la obsesión. Está bien preocuparse por tu startup, pero también es muy necesario desconectar (y hacerlo de verdad) de vez en cuando y saber poner las cosas en perspectiva. Las desconexiones permiten al cerebro descansar y volver fresco, más creativo y con más opciones de tomar buenas decisiones; poner las cosas en perspectiva ayuda a darse cuenta de que una startup fracasada no es el final del mundo. Algo que estaría bien aprender para 2014.

Fuente: Itespresso

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
22 cursos gratuitos

El programa EmprenJove del IVAJ.GVA JOVE ha organizado para el primer semestre de 2014 un total de 22 cursos gratuitos,...

Cerrar