5 errores y las soluciones ¡¡¡¡

0

Tener un negocio propio requiere de un trabajo muy duro. No importa lo que hagas, siempre vas a acabar cometiendo errores al principio. Sin embargo, una vez todos estén solucionados, los beneficios del trabajo por cuenta propia son numerosos.

Con el fin de ayudarte a lo largo de tu camino, aquí os dejamos cinco de los errores más típicos que cometen los empresarios, así como algunas sugerencias sobre cómo evitarlos:

1. No hacer una buena investigación

Uno de los peores errores que puedes cometer como empresario es no investigar la industria o nicho en el que te vas a meter. Con Internet tienes un mundo de recursos a tu alcance, toma ventaja de ello. Tendrás que echarle un ojo a la demanda actual, a la competencia, a los costes de inicio, y al tiempo que tendrás que esperar para que sea rentable. Lleva a cabo una investigación a fondo y ten siempre los ojos bien abiertos.

2. No ahorrar dinero

Si ahorrar dinero no está en tus planes, mantener activo tu negocio va a ser muy difícil. En primer lugar, crea un presupuesto sencillo haciendo un registro de todos los gastos mensuales fijos y variables, así como una estimación de los ingresos mensuales. Esto te puede dar una idea aproximada de la cantidad de dinero que tienes que gastar, y si te das cuenta de que estás gastando más de lo que gana, sabrás que es hora de recortar. Con el fin de reducir los costes o reducir los gastos, considera la compra de equipo usado para equipar tu oficina. Baja el calor de tu oficina o del aire acondicionado, y asegúrate de que no estás perdiendo nada de energía. Y si estás gastando una fortuna en publicidad, considera implementar campañas de medios sociales gratis en tu lugar. Muchos negocios fracasan debido a problemas de dinero, por lo que haciendo todo lo que puedas de antemano para evitar estos problemas es clave.

3. La excesiva dependencia de la financiación exterior

En vez de pedir dinero a inversores, mira tu propia cuenta para financiar la puesta en marcha de tu negocio. Vas a mantener un mayor control sobre la dirección de tu empresa y disfrutar de un mayor porcentaje de las ganancias. Por supuesto, no te excedas en tus finanzas personales y te endeudes para iniciar tu negocio, por lo que parte de la financiación de negocios del exterior puede ser necesario.

4. No usar los medios sociales

La mejor manera de obtener una mayor exposición de tu pequeña empresa es usando las redes sociales, que ofrecen la ventaja adicional de ser gratuitas. Hazte cuentas en Facebook y Twitter y publica contenido útil para tus clientes. Haz que la experiencia sea lo más interactiva posible, respondiendo personalmente a cada persona. Una vez que tu popularidad empiece a crecer, considera realizar TweetChats semanales sobre temas relevantes para tu negocio, y ofrece regalos para aumentar tu presencia en Facebook.

5. Ampliar demasiado pronto

Ampliar un negocio demasiado rápido puede afectar negativamente el nivel de servicio al cliente que proporcionas y también puede abrumar a tu personal. Una vez que tengas algo bueno, lo último que deberías hacer es causar daño a tu marca por la abrumadora fuerza de trabajo. Aquellos que amplían pacientemente y con cabeza, son más propensos a disfrutar del éxito a largo plazo.

 Fuente: Muypymes

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
5 consejos para emprendedores estresados

Lanzarse al mundo del emprendimiento, dejarlo todo y montar una startup, puede ser algo muy bonito y el sueño de...

Cerrar