4 lecciones para emprendedores aprendidas viendo dibujos animados

0

Pensar una vez adulto en las horas que uno desperdició viendo dibujos animados cuando era pequeño (o no tan pequeño) puede ser algo deprimente. Si en vez de ver una y otra vez películas de Disney o los dibujos de la Warner el tiempo hubiese sido aprovechado en actividades más intelectuales como la lectura, todo iría mejor, todo sería más fácil. Pero ¿es esto de verdad así? ¿no aprendimos nada útil para la vida y el futuro viendo dibujos animados?

La respuesta es sí: bien analizados, algunos dibujos contienen lecciones bastante valiosas que pueden ser extrapoladas al mundo del emprendimiento. Tan solo hay que interpretar bien las historias y hacer que el Correcaminos, por ejemplo, se convierta en tu nuevo asesor. ¿No nos crees? Estas son 4 lecciones para emprendedores aprendidas viendo dibujos animados:

 1. Sé creativo. Cualquier serie basada en persecuciones y personajes antagonistas enseña el poder de la creatividad y la innovación: el Correcaminos siempre logra escapar del Coyote gracias a su ingenio, al igual que Jerry de Tom o Piolín del gato Silvestre. Los emprendedores también se encontrarán con muchas dificultades y obstáculos en el camino que, con ingenio y creatividad, podrían convertirse en ventajas.

2. Nunca te rindas. Aunque normalmente son los perdedores en estas cosas, también pueden enseñar una lección muy valiosa sobre el miedo al fracaso: ni el Coyote, ni Tom, ni el gato Silvestre dejan nunca que ese miedo les venza. Pierden una y otra y otra vez, pero nunca se rienden y continúan siguiendo su objetivo. Al igual que un emprendedor no debería empezar a dudar cuando aparece la primera dificultad.

3. La importancia de los asesores. ¿Quiénes tenían asesores? Piénsalo: Peter Pan tenía siempre a Campanilla revoloteando a su alrededor, al igual que Pinocho podía contar siempre con los consejos de Pepito Grillo. Esas voces de la conciencia que dan una visión realista acerca de las cosas y que es siempre muy importante tener cerca. Eso sí, sus consejos no son órdenes: es el emprendedor al final quien decide si los va a seguir o no.

4. Para un gran producto, hacen falta los mejores ingredientes. ¿Qué era Capitán Planeta? La suma de los cinco poderes de los planetarios. Un gran superhéroe, un gran producto, que no existiría si no fuese por sus ingredientes, esa combinación de poderes. La otra lección está también clara: el poder del trabajo el equipo y la combinación de habilidades para dar con el mejor producto.

Fuente: Itespresso

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Plan de Negocios Empresa de Comercio Electrónico

Actualmente la empresas de comercio electrónico son las que mejor se están desarrollando en el mercado y que garantizan a...

Cerrar