2014: Emprender en América Latina

0

2014: el mejor año de la historia para emprendedores tecnológicos en América Latina

El Zodiaco chino, conocido como Sheng Xiao, está basado en un ciclo de doce años, y cada año de ese ciclo está relacionado con un signo animal. El panorama empresarial latinoamericano parece atravesar también por un ciclo similar de doce años. El 2014 es el año del caballo en el Zodiaco chino, lo cual parece ser apropiado si consideramos que desde el comienzo del ciclo actual de doce años que comenzó en el 2009, TechoLatino (el ecosistema tecnológico latinoamericano) se ha encontrado en una expansión constante como para decir que va de un paso a trote hasta uno a galope.

Los últimos 4 años de TechoLatino y para lo que nos espera en el 2014
Llegada del Capital Riesgo

El 2010 fue el año para TechoLatino del “Fondo de Capital de Riesgo” en América Latina, con fondos internacionales como Tiger Global, Accel, Redpoint, Sequoia, entre otros comenzando a realizar inversiones en la región (inicialmente enfocadas en Brasil), mientras que la empresa basada en Argentina/Uruguay Kaszek Ventures logró recaudar alrededor de 80mm$ para inversiones locales. Estas inversiones generaron atención para TechoLatino de los círculos conocidos de Silicon Valley.

Proceso de Aceleración / Incubación

El 2011 fue el año para TechoLatino de la “Aceleración/Incubación”, con el éxito de aceleradoras locales de start-ups como NXTP y 21212 , 500 Startupsestableciéndose en Brasil y Startup Chile escalando el concepto de “turismo empresarial” ofreciendo 50.000$ para que empresas nuevas vayan a Chile. Este flujo de capital inicial le abrió las puertas a una generación de “millenials” latinos para que consideren el “espíritu emprendedor” como una profesión.

El periodo inversor

El 2012 fue para TechoLatino el “Año inversor” en América Latina. Antes del 2012, los inversores provenientes de América Latina usualmente requerían condiciones draconianans, prácticamente asumiendo  el control virtual de la compañía. El 2012 fue el año donde los inversionistas locales y los basados en los Estados Unidos comenzaron a invertir en serio en América Latina, permitiendo que las empresas nuevas pudieran recaudar entre 250.000$-750.000$ en bonos convertibles o a tasaciones de entre 1mm$-3mm$ utilizando términos amistosos para los emprendedores de las “series seed”.

Escala Global

El 2013 fue el año para TechoLatino de la “Escala” en América Latina, en donde ciertas compañías locales demostraron que las compañías de calidad superior latinoamericanas podían competir en la escena global. Empresas como la argentina Globant ofrecieron sus 86mm$ en Oferta Pública Inicial en el NASDAQ, OpenEnglish de Venezuela/Miami recaudó alrededor de 100mm$ en el periodo de un año, el tráfico de Internet de otra empresa argentina comoDespegar.com, creció alrededor de los 38mm de visitantes al año, y Netshoesde Brasil continuó superando las expectativas en adelanto a la Copa Mundial.

2014: el año de la “Adqui-entrada”.

El 2014 será recordado como el mejor momento en una generación para haber comprado una empresa con respaldo de riesgo en América Latina como una forma eficiente de entrar al mercado emergente latinoamericano (conocido como el “Adqui-entrada”). Las oportunidades en América Latina son extraordinarias y las tasaciones se mantienen generalmente muy bajas comparadas con sus pares basadas en los Estados Unidos.

Adqui-entrada no debería ser confundida con “adqui-contratación”, el cual es muy popular en Silicon Valley dado que contratar a un ingeniero capaz puede costar más de los $500,000. El término adqui-contratación a veces tiene una connotación negativa ya que sugiere que la compañía que está siendo comprada fue adquirida principalmente por su talento humano en vez de por su producto.

Las adqui-entradas en América Latina son un poco más complejas. Involucran la adquisición del talento y de un producto, pero la “receta secreta” es una que provee un vehículo de bajo coste para entrar al mercado latinoamericano y con una presencia creciente internacional. El mercado latinoamericano para las adqui-entradas es particularmente atractivo en este momento por tres razones principales:

La demografía convincente de Latinoamérica

América Latina hoy tiene sobre 280 millones de usuarios, una cifra mayor a la de los usuarios de Internet en todos los Estados Unidos. Con aproximadamente 600 millones de consumidores en América Latina, el mercado latinoamericano muy probablemente madurará con una cifra cerca de los 450 millones de consumidores en línea en los próximos años. Para poner estas cifras en contexto, en el año 2000, solo hubo aproximadamente 18 millones de usuarios de Internet en toda América Latina, y al momento, los Estados Unidos tenía por lo menos siete veces más usuarios de Internet que América Latina.

Aún más interesante  que el número de consumidores en línea tradicionales, en el periodo de 5 años entre el 2012 y el 2016, veremos más de 150 millones de usuarios nuevos de Internet en América Latina gracias a la propagación de los dispositivos móviles básicos con acceso al Internet. Este aumento masivo de nuevos consumidores representa una oportunidad única en una generación para que las compañías internacionales puedan entrar al mercado latinoamericano que se encuentra al borde de una explosión de consumidores nuevos en línea de clases bajas y medias. Las necesidades de esos consumidores nuevos se mantienen desesperadamente insatisfechas.

Regionalidad de América Latina

Los empresarios en América Latina en los últimos cinco años han hecho muchas cosas incorrectas (por ejemplo, transgresiones de derechos de autores internacionales, recaudar demasiado dinero antes de determinar las necesidades y los deseos de sus consumidores, y entrar apresuradamente a Brasil sin entender la cultura local). Sin embargo, los empresarios en América Latina hicieron algo muy importante correctamente – entendieron que para que cualquier compañía pueda ser exitosa en América Latina, debe de tener relevancia regional. Por lo tanto, casi toda empresa con respaldo de riesgo en América Latina fue construida desde el primer día para ser una compañía regional, y por lo tanto, los equipos gerenciales de tales compañías tienen experiencia en operar en varios mercados.

La habilidad de adquirir un equipo gerencial que tenga experiencia operando en varios mercados es de gran valor: a medida que cada vez más compañías basadas en los Estados Unidos se dan cuenta que las próximas grandes noticias serán escritas por los aproximadamente 3 mil millones de consumidores que no están basados en los Estados Unidos que estarán conectándose al Internet mayormente en países emergentes dentro de los próximos 5 a 7 años y que en su mayoría están en América Latina.

Tasaciones bajas persuasivas

Las empresas nuevas en América Latina han fallado a lo largo de los últimos dos años en cerrar su “Serie A” donde buscaban recaudar entre los 1-3 millones de dólares -a tal punto que esa búsqueda de capital se ha empezado a denominar el “valle de la muerte” ya que tan pocas compañías logran salir de allí. Dos años de “amarrarse las botas” (juntar pequeñas cantidades de financiación para poder cubrir los gastos) ha hecho que muchos emprendedores en América Latina se abran a negociar términos que hubieran sido impensablemente bajos hace un poco tiempo atrás.

Muchas empresas nuevas en América Latina han fallado en recaudar capital de “Serie A” porque han sido comparadas con sus pares en los Estados Unidos, lo cual es una comparación injusta. La lección de los últimos 13 años de los negocios habilitados por la tecnología en América latina es que construir un gran negocio de tecnología sustentable y regional toma tiempo — mucho más tiempo que lo que tomaría hacer lo mismo en los Estados Unidos. Por ejemplo, ambos MercadoLibre y Globant tardaron más de 8 años desde su comienzo hasta que se volvieron públicas. Despegar.com por su parte ha pasado los últimos 14 años consolidando su posición en la región. América Latina no es la región del éxito inmediato.

Construir un negocio en América Latina toma más tiempo y esfuerzo que hacer lo mismo en una región desarrollada  y esto no debería sorprender  considerando la complejidad de la infinidad de tasas de intercambio, la inflación, los impuestos, los problemas laborales y políticos que las compañías en América Latina deben enfrentar en cada país.

A un comprador prospecto, ya sea una compañía bien capitalizada con respaldo de riesgo o a un inversionista estratégico, no le debería de importar por qué las compañías latinas están enfrentadas a un aprieto financiero. Los posibles compradores de la región tienen el lujo de obtener grandes valores por sus inversiones.

Términos del trato

¿Cómo de buenos son los tratos? De hecho, los términos en el presente se encuentran asombrosamente favorables para el comprador. Me atrevería apostar que el 50% de las compañías latinas habilitadas por la tecnología lanzadas en los últimos años estarían abiertas a ser compradas por una combinación de efectivo y acciones valoradas entre los 3-8 millones de dólares — una cantidad insignificante para adquirir una empresa, como cientos de compañías de tecnología en América Latina, con un producto verdadero, clientes verdaderos, operaciones en varios países, ingresos de entre los 10.000$-50.000$ al mes y un equipo gerencial que ha pasado varios años aprendiendo a manejar un negocio regional.

Para ser atractivas, este tipo de adquisiciones generalmente deben de tener un componente en efectivo, el cual les permite a los inversionistas existentes en la compañía comprada recibir un 1x-3x de su inversión. Así que si una empresa nueva recaudará  250.000$-500.000$, piensa que para que un comprador pueda ser competitivo usualmente solo tiene que traer 750.000$-1.500.000$ a la mesa en efectivo, lo cual es una inversión excepcionalmente modesta dada la oportunidad.

El resto de las consideraciones de esos 3-8 millones de dólares puede venir en forma de acciones en el comprador ya que éste, ofreciendo sus acciones, alinea sus intereses y le “dolerá” mucho menos que escribir un cheque por el precio de compra completo para adquirir una empresa en una región la cual el inversor no comprende particularmente. También, ese componente de acciones sustanciales le provee un buen sostén si surgieran contingencias inesperadas con la compañía latina que se compra.

En resumen, el 2014 ofrece una oportunidad única en una generación para compradores prospectos de negocios habilitados por tecnología en América Latina. La tendencia demográfica indica que en torno a 150 millones de consumidores estarán en línea en la región en un periodo de 5 años y que las tasaciones de este tipo de negocios tecnológicos locales se mantienen increíblemente bajas… por ahora.

Así que el 2014 es el año para TechoLatino de las “adqui-entradas” así que es hora de “llegar a un acuerdo” y cerrar estas “adqui-entradas”.

Juan Pablo Cappello (@CappelloJp) es un inversor en más de 20 compañías, entre las que se incluyen Idea me, Urbita y LAB Miami de las cuales es fundador. Juan Pablo fue socio en Patagon.com y fue nombrado en diciembre de 2013 por Poder Magazine como uno de los hispanos más influyentes en Ciencia y Tecnología. Juan Pablo también escribe en su blog www.jpc.vc.

Fuente: Emprendedores.ticbeat.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Google invierte en Europa

Google va a invertir en Europa. Lo hará a través de Google Ventures, su división de capital riesgo, y será...

Cerrar